sábado, 7 de noviembre de 2009

Memoria de grupo (2,3 y 4 de noviembre)

Después de aproximadamente un mes de clase nos encontrábamos en un momento cuanto menos importante, pues era en esta semana cuando dividiríamos el trabajo en las partes pertinentes a desarrollar cada uno. Sin embargo, no habríamos de hacerlo hasta el miércoles, por lo que esta reunión de grupo debería dar las últimas pinceladas de nuestras intenciones.

Durante este semana Martín había resumido uno de los capítulos de “Felipe II y sus banqueros”, de Felipe Ruíz Martín, obra en la que ya llevaba un tiempo inmerso. Por otro lado, Sandra se introdujo en “La economía de la España Moderna”, dirigida por Alfredo Alvar, y especialmente en uno de sus capítulos “Banca y crédito en España en los siglos XVI y XVII” redactado por Elena García Guerra. Por su parte, Luca había sido el observador la anterior semana. Sin embargo, continuó haciendo lecturas de material sacado de la red. Por mi parte, y a recomendación de David, me sumergí en uno de los capítulos del manual de economía y sociedad de Alberto Marcos Martín: “Crédito y Banca: el crédito del Estado”, que me aclaró muchas dudas acerca de ciertos conceptos, pero me sugirió otras tantas acerca de ciertos procesos.

Por otro lado, el jueves y viernes Martín y yo acudimos a un seminario acerca de la deuda pública y el crédito en Castilla y los estados italianos en los siglos XVI y XVII del que no tardaremos en colgar el resumen de alguna conferencia que pueda venir bien (especialmente para nosotros y el grupo de “Hacienda”).

El miércoles finalmente tuvimos la reunión con David acerca de la división del trabajo entre los cuatro componentes. Laparcelación no fue complicada, pues contábamos con la posibilidad de fraccionarlo en nacionalidades: una parte fue dedicada a historiografía (Pablo), y las otras tres a banqueros castellanos (Martín), alemanes (Sandra) y genoveses (Luca). También se meditó la posibilidad incorporar un pequeño apéndice con una serie de conceptos que puedan permitir facilitar la comprensión de la exposición a los demás compañeros.

Una vez repartido el trabajo, es el momento de ponerse manos a la obra, ya individualmente, con las obras que hemos estado seleccionando todos estos días, y a rejuntar ánimos para comenzar esta nueva etapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario